1. Colocar el azúcar y las frutas congeladas e la licuadora o procesadora de alimentos.

 

2. Hacer un granizado.


3. Agregar la leche de almendras y coco.

4. Procesar hasta que tome consistencia cremosa.

 

5. Volcar en moldes de helado.

 

Reservar en el freezer por 2 horas.